• 7 de noviembre de 2015
es

Visita a nuestra hija de Misión en Valparaíso, Chile

Fabiana, su familia y amigos, 2015

Llegamos a Santiago donde nos esperaba Fabiana junto a sacerdotes de la Comunidad, Vicente un seminarista y otros amigos que nos recibieron con el corazón abierto, encantadoras personas.

Viajamos unos días recorriendo el país. Cuando llegamos a Valparaíso, conocimos a sus hermanos de comunidad de la casa Puntos Corazón que al instante nos transmitieron esa paz, alegría y amabilidad que los caracteriza. Compartimos un almuerzo y conocimos algunos amigos del barrio que asisten diariamente. Nos sorprendió con la apertura inmensa y sincera que reciben a los más humildes. Luego fuimos a la misa de despedida de un misionero que compartió unos meses en la casa. Allí conocimos más amigos del Punto Corazóny comprendimos cuánto amor dan éstos jóvenes y cuánto reciben, cómo los respetan y cuánto los quieren.

Al acompañar a Fabi a visitar los hogares de algunas personas, descubrí que ellas con su sencillez y pobreza son un ejemplo de esperanza y fe en Dios. Así también comprendí lo importante que es para ellos que alguien los visite, escuche, ayude; y además vivencié el inmenso servicio de Fabi y de todos los integrantes de Puntos Corazón.

¡Qué testimonio de vida en comunidad y misericordia nos dan éstos jóvenes! Hoy lo relaciono con las palabras del Papa Francisco en su documento MisericordiaeVultus donde dice: “la misericordia es fuente de alegría, de serenidad y de paz. (…) Habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en la vida. (…) Abre el corazón a la esperanza de ser amado”.

¡Nuestra hija está feliz! ¡Qué Dios bendiga a todas las comunidades de Punto Corazón!

Flia. de Fabiana.

Volver