• 7 de junio de 2017
es

Viky - Nápoles, Italia

Carta a los padri­nos, diciem­bre 2014

En este año, ¡cuán­tas veces he des­cu­bierto que es Él, el único que nos puede salvar, que nos puede con­so­lar!

Gior­gia, una amiga que este año tuvi­mos la gracia de acom­pa­ñar un poco más de cerca y que se con­fesó por pri­mera des­pués de su pri­mera comu­nión hace unos 50 años. Es cierto que tuvo una vida un poco difí­cil. La mayor parte de sus amigos están en la cárcel. Des­pués de la con­fe­sión, nos decía: “ahora puedo son­reír, los pro­ble­mas siguen estando pero ahora los veo dife­ren­tes”. Ella vive en el mismo “cor­tile” (patio interno) que Luigi, el niño que tomó la comu­nión el año pasado, y es como que todos los veci­nos hubie­ran sido tocado por la gracia…


Volver