• 7 de junio de 2017
es

Viky - Nápoles, Italia

Carta a los padrinos, diciembre 2014

En este año, ¡cuántas veces he descubierto que es Él, el único que nos puede salvar, que nos puede consolar!

Giorgia, una amiga que este año tuvimos la gracia de acompañar un poco más de cerca y que se confesó por primera después de su primera comunión hace unos 50 años. Es cierto que tuvo una vida un poco difícil. La mayor parte de sus amigos están en la cárcel. Después de la confesión, nos decía: “ahora puedo sonreír, los problemas siguen estando pero ahora los veo diferentes”. Ella vive en el mismo “cortile” (patio interno) que Luigi, el niño que tomó la comunión el año pasado, y es como que todos los vecinos hubieran sido tocado por la gracia…


Volver