• 14 de noviembre de 2012
es

«Un día clave en mi experiencia»- Testimonio de Agustina R.

Agustina junto a los misioneros del PC de Buenos Aires - Octubre 2012

Los jóve­nes que se pre­pa­ran a partir de misión hacen una expe­rien­cia de diez días en el Punto Cora­zón de Buenos Aires como parte del camino de dis­cer­ni­miento y for­ma­ción. Agus­tina nos com­parte lo vivido durante ese tiempo:

"Me gus­ta­ría dejar plas­mado un día clave en mi expe­rien­cia que dejó ardiendo la luz fer­viente de esta sed de misión.
Lle­ga­mos una tarde des­pués de la misa diaria a la casa de Sonia, una vie­je­cita de 70 y tantos años, que­da­mos frente a su puerta espe­rando con ansias cantar el saludo de cum­plea­ños. De repente abrió su puerta y su son­risa me inundó de luz. Sonia con su pijama y sus pies des­cal­zos, son­reía y espe­raba nues­tro canto.

Lle­ga­mos dentro de su casa y nos recos­ta­mos a su lado en su habi­ta­ción espe­rando a Victor, su com­pa­ñero de vida, su sostén. Entre risas y cantos no dejó de habi­tarme su agra­de­ci­miento por nues­tra pre­sen­cia en ese momento de tanta sole­dad. No dejé un segundo de sos­te­ner su mirada, escu­chando aten­ta­mente sus his­to­rias. Sus pala­bras y ale­gría no deja­ron de movi­li­zarme y sacu­dir mi alma ¡Qué pequeña me sentía ante su pre­sen­cia!

Algo que pudo reso­nar y fue cru­cial en estos días fueron sus pala­bras: «Cuando uste­des apa­re­cen, pare­ciera que se me sale el alma». ¡Cómo pode­mos colmar esa nece­si­dad con nues­tra simple pre­sen­cia! ¡Cuánto pode­mos tocar la vida del otro con sólo segun­dos dona­dos!"


Volver