• 25 de febrero de 2013
es

Última formación antes de la partida

Mariana, Felipe, Martin, Valentina, Agustina y Alexiana- Buenos Aires, enero 2013

de Mariana R., futura misio­nera en Brasil

Durante 10 días en enero, los futu­ros misio­ne­ros de Puntos Cora­zón, tuvi­mos nues­tro último retiro de for­ma­ción en la ciudad de Buenos Airess, antes de partir a nues­tros des­ti­nos.
Fue un tiempo de encuen­tro de per­so­nas, de deseos, dudas, expec­ta­ti­vas; pero sobre todo fue un ren­cuen­tro con nues­tro SI, el cual en el silen­cio de la espera y en la rutina de la vida coti­diana, se vuelve dudoso y hasta extraño.
Si tuviera que expre­sar lo que sig­ni­fi­ca­ron estos días en mi vida, podría escri­bir varias pági­nas, pero resu­miendo podría decir que estos días fueron de puro Dios, pre­sente en lo comu­ni­ta­rio, en las ora­cio­nes, en la euca­ris­tía, en las char­las, en los juegos, en los enojos y ale­grías.
Qui­siera com­par­tir tam­bién unas pala­bras que no dejan de reso­narme sobre el com­bate espi­ri­tual del cual estu­vi­mos hablando: ¿Por qué seguir a Dios implica una lucha de todos los días, una lucha en bús­queda de la verdad que El nos revela, una lucha que nos per­mite des­cu­brir la liber­tad que posee­mos y el lla­mado al com­pro­miso con Cristo? Pude des­cu­brir que todos los días Él me da esa liber­tad y que soy yo quien debe deci­dir ele­girlo, que debo des­po­jarme de todo para aban­do­narme en sus brazos, para sentir su amor en todo lo que me rodea, en todo lo que me regala.
Esta lucha es coti­diana es eterna y está en nues­tras manos la deci­sión de pelear por El, hoy elijo enfren­tarme a lo que me espera en esta bús­queda, con la tran­qui­li­dad de saber que todo lo que ponga en mi camino es sim­ple­mente por AMOR.

“Ellos parten para ser amados por Dios y para amarlo.”
Padre Thierry de Roucy

Visita al Museo Quinquela Martín y el barrio de la Boca Presentación de Brasil ... nuestras «brasileras» siempre listas para servir! durante el tiempo de deporte y recreación salida a Glew con los misioneros del Punto Corazón de Villa Jardín
Volver