• 12 de diciembre de 2012
es

Senegal: Honoré, el jóven monaguillo

Dakar - Noviembre 2012

Consuelo P., misionera argentina en Senegal nos comparte en su última carta, el rostro de un amigo:

"Hay muchas historias de vida increíbles de nuestros amigos. Como la de Honoré, por ejemplo, él ya es un chico de 18 años, discapacitado motriz y mental, nació con parálisis en las piernas y hace ya muchos años que es amigo de Puntos Corazón. Cuando era más pequeño caminaba sobre sus rodillas y con las palmas de las manos y después de unos años sus amigos consiguieron un centro de rehabilitación para que aprenda a caminar, y después de un tiempo aprendió a caminar con muletas.
Cada día viene a la casa para asistir a misa, comulga todos los días y a veces nos ayuda a cocinar. Está siempre alegre, su risa es perfecta, reza el rosario y se sabe las oraciones de memoria, a veces se equivoca pero pone todo su empeño en decirlas bien.

Hace ya varios días uno de los niños hizo de monaguillo en la misa y a partir de ahí lo hace casi todas las misas, es tierno porque es pequeño y le pone tanta seriedad y lo hace con tanta responsabilidad. Entonces ahora todos los niños quieren ser monaguillos también, pero ayer Honoré preguntó si podía ser monaguillo y el Sacerdote le dijo que sí. ¡Ay, no se imaginan su alegría cuando se puso la túnica blanca con el cordón, cuando entró a misa con sus muletas adelante del sacerdote, lleno de alegría, con una sonrisa de oreja a oreja. ¡¡Qué alegría Señor!!

La vida con semejantes amigos es hermosa, cada niño, cada joven, cada adulto tiene una historia, una vida llena de pruebas que pasaron, de dolores tan grandes, de sufrimientos, de futuros truncados, pero nunca pierden su sonrisa, tan grande como la luna, tan hermosa como la Virgen María..."

Consuelo P.

Volver