• 11 de enero de 2013
es

San Salvador: «Neto, mi pastorcito preferido»

Ernesto durante las posadas- El Salvador, diciembre 2012

de Analia P. per­ma­nente en El Sal­va­dor,

Ernesto, tiene 11 años y es un niño espe­cial, toda­vía no puede hablar bien, pero las pri­me­ras pala­bras que dijo fueron el nombre de todos los amigos de los niños y frases como : «ahí viene Alía (Analía)» o «apaga la luz» (cuando ve que alguien de la comu­ni­dad la dejó pren­dida); tam­bién apren­dió los nom­bres de las cosas jugando con noso­tros al «ojo de lince», y el Ave María cuando nos acom­paña en el rosa­rio…

En rea­li­dad Neto es un niño con el don de la sim­pli­ci­dad y la ale­gría, es un niño que hace la vida de todos más bella… Cuando miro su rostro de paz, me digo que él debe saber el secreto de la vida, de la feli­ci­dad, y que no debe enten­der como noso­tros no nos damos cuenta.

Durante las posa­das, para mí, seguir a Neto cada noche era un SIGNO: ¡Quiero dejarme guiar por este pequeño pastor y por todos los que son como él! Quizás me mues­tre el secreto de la vida. Quizás me con­duzca al portal de Belén donde me espe­ran José y María para poner al niñito en mis brazos… y hacerme más simple, más humana.


Volver