• 2 de junio de 2015
es

Primera carta de Delcia desde Ecuador

Delcia, Guayaquil-Ecuador, 2015

Extracto de la pri­mera carta de Delcia, misio­nera argen­tina en el Punto Cora­zón de Ecua­dor:

Ahora les voy a contar un poco de los apos­to­la­dos que tene­mos, que son aque­llos luga­res que visi­ta­mos fuera del barrio: los lunes vamos al “Hogar de la Paz” que es un asilo de ancia­nos, y los jueves visi­ta­mos “Lo­renzo Ponce” que es un psi­quiá­trico. Las per­so­nas que se encuen­tran en estos luga­res son aban­do­na­das allí, y en su mayo­ría no tienen a nadie que los visite o se ocupe de ellas. ¡He aquí lo que he des­cu­bierto mis que­ri­dos amigos, cuánta belleza uno puede ver cuando aparta la vista de lo feo, cuando se busca ver lo bueno en aque­llo malo, ese rayito de luz en medio de la mise­ria humana, cuando uno aprende a mirar con el cora­zón!

Sin­ce­ra­mente me ate­mo­ri­zaba un poco la idea de visi­tar un psi­quiá­trico, temía no tener la for­ta­leza sufi­ciente como para enfren­tar aque­lla rea­li­dad. Enton­ces me pro­puse dejar a un lado la enfer­me­dad, el cues­tio­narme por qué esa per­sona se encuen­tra en este lugar, no pres­tar aten­ción a alguna defi­cien­cia física que aque­lla per­sona pueda tener, y mi Padre me hizo más fuerte de lo que espe­raba. Basta con enten­der que en cada una de ellas está Cristo, ese Cristo sufriente; que cada mirada es Su mirada que busca nues­tro amor, nues­tra entrega, y ni siquiera hace falta hablar.

Aquí está la gran­deza de lo pequeño: devol­ver la mirada, rega­lar una son­risa, aca­ri­ciar su cabe­llo, tomar su mano, acer­carle un vaso de agua, reírse de un chiste que nos hagan… el amor se refleja en un gesto. Dijo Jesu­cristo, “el que lo hizo con el más pequeño lo hizo con­migo”.

¡Cómo me trans­formó esta expe­rien­cia! Amo ir a Lorenzo Ponce y al Hogar de la Paz, espero con ansias los lunes y jueves para ir visi­tar a mis nuevos y que­ri­dos amigos, porque ver­da­de­ra­mente es un encuen­tro con Cristo.

Dos amigas del Hogar de la Paz
Dos amigas del Hogar de la Paz
Brittany con una amiga del psiquiátrico Lorenzo Ponce
Brittany con una amiga del psiquiátrico Lorenzo Ponce

Volver