• 23 de mayo de 2013
es

Polonia: «Un punto de alegría»

Joanna y Pani Jadwiga

de Angie B.,

La vida en nuestra querida Varsovia florece como la primavera. Después de un largo invierno blanco sin sol, en un par de días, la ciudad completa se llenó de colores, las personas sonríen, caminan, disfrutan del momento que están viviendo.

He preguntado a una amiga cómo definiría, después de estos 8 meses, a Puntos Corazón. Su respuesta me sorprendió, dijo: «Es un punto de alegría, no entiendo cómo pueden tener tanta alegría cuando tienen que ser y estar completamente junto al sufrimiento de las personas que encuentran».
Y entonces me preguntó: «¿De dónde sacan tanta alegría?». Le conté la visita del día: Pani Jadwiga, vive en un pequeño departamento de un ambiente, no puede casi caminar, una vecina le hace las compras, pero el resto del día se la pasa leyendo el diario, mirando la televisión y conversando con su gato.
Cuando llegamos a su casa, sus ojos se iluminan, nos sentamos y ella comienza a hablar de las dificultades de su juventud con el comunismo; sin embargo, ante cada dificultad rescata el momento feliz, los amigos, y comienza a reír. Así pasamos dos horas, escuchando, aprendiendo a mirar el milagro de la vida.

Aquí a los pies de nuestra querida abuela Pani Jadwiga, he comprendido que bajo la espesura fría de la nieve, hay una vida llena de colores, detrás del ruido de los buses, hay una suave brisa, que en el anonimato de las estaciones de trenes, hay corazones deseosos de encontrar un signo de alegría, como una mujer musulmana que encontré y que al verme me dijo: «gracias por tu sonrisa» y se fue.


Volver