• 10 de marzo de 2016
es

Peregrinación de la misericordia – Villa Jardín (Bs As)

Santuario de Pompeya, Buenos Aires, marzo 2016

En febrero último me tocó acompañar el grupo de oración de las madres, amigas del Punto Corazón de Villa Jardin. Ellas se reúnen cada mes para rezar por sus hijos, es un momento privilegiado para entregar sus hijos a Dios y renovar su vocación de madre y de esposa. Algunas de ellas han sufrido la pérdida de sus hijos de manera violenta.

Ese día yo les conté que éste era el año de la misericordia y que podían pedir la indulgencia por el alma de sus hijos. Ninguna de las madres allí presentes habían escuchado hablar de esto. Les expliqué lo que era esta gracia enorme de la indulgencia, y fue increíble leer en sus rostros la sorpresa y la alegría. ¡Parecía que el cielo había bajado hasta ellas! Quedaron todas muy motivadas para ir caminando en peregrinación hasta la puerta santa del santuario de Pompeya y decidimos ir el mes siguiente. Mientras tanto cada semana íbamos preparándonos con un evangelio y un extracto de la Bula del Papa Francisco.

El sábado 5 de marzo, nos encontramos todas en el Punto Corazón y junto con las voluntarias de Puntos Corazón fuimos caminando hasta Pompeya. P. Eduardo (fraternidad sacerdotal de Puntos Corazón) nos acompañó también. Pasamos la puerta santa pidiendo a Dios que nos ayude también a abrir la puerta de nuestro corazón y confiamos a los difuntos encomendados. Rezamos el Credo, la oración por el jubileo de la misericordia y por las intenciones del Papa. Luego, P. Eduardo y dos sacerdotes del santuario confesaron a las que podían hacerlo y participamos de la misa.

Fue un verdadero tiempo de gracia para cada una de nosotras: el regalo del perdón de Dios pero también el regalo de la amistad con estas madres que renovaron nuestra fe, y el regalo de ser instrumento de Dios y de la Iglesia para ellas.

Hna Maylis

Ver las fotos:


Volver