• 6 de mayo de 2014
es

Participando de la misión del Punto Corazón de Buenos Aires

Inés, Tess y Capucine

De Inés, Tess y Capucine:

Somos tres jóvenes francesas que estuvimos en Buenos Aires desde enero hasta marzo del 2014 para ayudar en un orfanato, tuvimos también la posibilidad de conocer y participar en la misión de los voluntarios de Puntos Corazón en Villa Jardín.

Varias veces en la semana, Adelina, Alexiana, José, María-Amada, Gaelle, Tobías y Aarón nos acogían calurosamente, reservándonos un espacio en su programa. Pudimos acompañarlos en sus visitas a numerosas familias del barrio, y así compartir la amistad privilegiada que Puntos Corazón tiene con sus vecinos.

En estas visitas, ellos compartieron con nosotras sus sufrimientos y las situaciones muy duras que viven. Fuimos muy tocadas no solamente por sus relatos, sino más bien por su total confianza. Cada visita es para ellos un tiempo de consuelo, pero también de alegría y de sonrisas. Pudimos percibir la amplitud del apoyo moral que dan los jóvenes voluntarios.

Además nos dimos cuenta de que el hecho de ir hacia ellos, de llevarles en la oración y de estar a la escucha de lo que sienten y viven, representa un verdadero compromiso, exige una disponibilidad total, que solo es posible gracias a los tiempos de oración, y especialmente de la adoración.

Sentimos también un contraste fuerte entre el ambiente de serenidad y de alegría creado por los voluntarios, y el resto de la ciudad. Esta paz hace de esta casa un lugar donde todos los vecinos vienen a buscar la escucha y la compasión que necesitan. Los niños van mucho, incluso en el momento del rezo del rosario, y contribuyen a este ambiente alegre.

Fuimos tan felices de haber podido participar un poco en el cotidiano de los voluntarios; guardamos con nosotras bellas imágenes y sensaciones, pero también una lección de humildad y de compasión. ¡Muchas gracias!


Volver