• 5 de agosto de 2014
es

Nacimiento de la fraternidad Maximiliano Kolbe en Honduras

Orlando y Sarai, Frat. Max Honduras

El domingo 27 de julio, apro­ve­chando la visita de P Lorenzo Pavec (sacer­dote de Puntos Cora­zón) en Amé­rica Cen­tral, tuvo lugar en nues­tra casa de San Pedro Peru­la­pán (El Sal­va­dor) un encuen­tro con toda nues­tra fami­lia espi­ri­tual cen­troa­me­ri­cana.

El centro del día fue la misa, donde por pri­mera vez tres hon­du­re­ños (Orlando, Saray y Gaby) pro­nun­cia­ron sus com­pro­mi­sos como miem­bros de la fra­ter­ni­dad Maxi­mi­li­ano Kolbe.

En la homi­lía P Lorenzo les decía: «¿Por qué se com­pro­me­ten hoy? Si hacen este com­pro­miso es porque han encon­trado algo que les corres­ponde , porque han sen­tido un lla­mado, se han dicho ¡Esto es lo mío! Es decir que este deseo no es una idea, sino que es fruto de una expe­rien­cia que tocó sus cora­zo­nes. La razón por la cual se com­pro­me­ten hoy es porque sien­ten que este es su camino y lo quie­ren vivir ofre­cién­dose. Uste­des han encon­trado un tesoro, que es este carisma de com­pa­sión, en una socie­dad dónde cada vez se pierde más el sen­tido, donde hay tantos pro­ble­mas, tanta sole­dad, uste­des han hecho un encuen­tro que los des­pierta y por eso desean difun­dir este carisma de com­pa­sión en todos lados. Y lo que les mueve no son sus pro­pias fuer­zas, sino la cer­teza de par­ti­ci­par de la com­pa­sión de Dios, que nos ha amado pri­mero. Si damos este paso es para res­pon­der a la cata­rata de amor de Dios para con noso­tros y lo hace­mos por Él, con Él y en Él.»


Volver