• 10 de agosto de 2012
es

Mauricio - Nápoles, Italia

«Nada de miedo, nada de complejos sino un amor enorme» - Carta a los padrinos, julio 2012:

"Pasqualina está en lucha contra un cáncer, y cría a sus dos nietas que la mamá dejó hace años sin preocuparse por ellas. Pero nada puede parar la fuerza y la alegría de esta mujer que toca los 50 años y que no puede mas que emanar por todos los poros la alegría de vivir.

Ella no puede sino buscar la felicidad de los otros desde la mañana hasta la tarde. Digamos que es parte de su naturaleza.
Y era lo que trataba de explicarme la segunda vez que visité su casa, cuando estaba en cama porque una buena gripe no quería dejarla y porque se había complicado un poco el cáncer. Me decía entre tos y tos que si el Señor le regalaba fuerza necesitábamos ir a visitar a Giuseppe un niño discapacitado que ella escuchó decir a la mamá que sería bueno que haga como su hermano la Primera Comunión.

Y dicho y hecho. La semana siguiente, cuando había salido de las sábanas y de la gripe, ahí estaba buscándonos en la Parroquia para que vayamos a visitar a esa familia.

Ver a Pasqualina me hace pensar que los primeros cristianos debían de ser así: nada de miedo, nada de complejos sino un amor enorme por Aquel que los había transformado y que no podían mas que comunicar en cada pequeño gesto."


Volver