• 18 de julio de 2013
es

Lumen Fidei
o la urgencia de un regreso a la encarnación

Es urgente poner en el centro «ese carácter luminoso propio de la fe», es decir, esa dimensión teologal, relacional y comunitaria del cristianismo, gracias a la cual Jesucristo llega hasta nosotros, y penetra en el mundo, como un acontecimiento presente, creíble y eficaz.
Hay urgencia, porque los que «están en las tinieblas de la muerte» son una multitud, y solamente la encarnación puede traspasar las tinieblas como traspasó en otro tiempo las de los pastores de los valles de Belén.
«Al hombre que sufre, Dios no le da un razonamiento que explique todo, sino que le responde con una presencia que le acompaña, con una historia de bien que se une a toda historia de sufrimiento para abrir en ella un resquicio de luz.» (Lumen Fidei, 57).

P. Paul A.,
Extracto de un artículo publicado en Terre de compassion

Volver