• 8 de febrero de 2017
es

La presentación en el templo y la misión de María

De Rembrandt

«Y a tí una espada te atravesará el alma» (Lc 2,35) María, Arca de la Alianza, ofrece su Hijo en el Templo. La profecía del anciano Simeón la une a ella también, a la misión de su Hijo: la luz que ilumina las naciones se vuelve la espada afilada de la verdad, de una exigencia infinita.
María está presente de manera especial en el misterio que celebramos. Ella está presente porque sus brazos maternos presentan el Verbo encarnado a Dios. Ella está presente, en este instante litúrgico que estamos viviendo, por medio de la relación íntima que la une a la Eucaristía. «María nos ha dado el pan del descanso allí donde Eva nos había dado el pan del dolor» (Juan Pablo II, Homilía del 2 de Febrero de 1988)


Volver