• 25 de noviembre de 2013
es

La Cena «Por un siglo de compasión»: una epifanía de la amistad

Nicolas y Alexiana, misioneros en el Punto Corazón de Villa Jardín

de hna. Maylis

El martes 22 de octubre unas ochenta personas se reunieron, en la residencia del Embajador de Suiza, para sostener a Puntos Corazón en una cena intitulada “Por un siglo de Compasión”.

Para mí, esta cena fue como una epifanía de la amistad, una epifanía del encuentro que Dios hizo con cada uno durante la preparación de este evento y durante la cena.
La nota fue dada de entrada por el discurso de bienvenida de S.E. el Emba­ja­dor Johan­nes Mat­yassy quien nos sorprendió a todos por decidir hablar espontáneamente de su experiencia personal:
“Cuando la esposa del Sr Embajador de Austria me pidió aceptar de acoger en mi casa la cena a beneficio de Puntos Corazón, acepté sin saber, por amistad por ella.
Pero como todo buen suizo, quería saber de qué se trataba. Fui al Punto Corazón y vi cómo estos jóvenes les dan su amistad, los escuchan, rezan. Es muy sencillo, pero eso cambió profundamente algo en mi vida.”

Después de este conmovedor testimonio, P. Guillaume, nuestro moderador general, nos recordó el sentido del evento:
“Nuestro encuentro de esta noche es una manera de rendir homenaje a la generosidad de cada uno de los jóvenes y a la seriedad con que viven su compromiso.
Es también, y sobre todo, un homenaje a todos nuestros vecinos y amigos más pobres, cuyas vidas no cesan de sorprendernos.
El coraje, la nobleza, la dignidad de esas personas que encontramos en el mundo entero son objeto de nuestra más grande admiración.”

Los invitados regresaron felices de haber podido encontrarnos en lo que somos, lo que vivimos, como nos escribió Audrey el día siguiente de la cena:
“Muchas gracias por esta cena que nos ofrecieron.
El ambiente de la cena representa realmente la imagen que tengo de su movimiento: bien organizado, simple, natural, presente y a la vez discreto, y sobre todo con un mensaje muy claro de fraternidad. Fue una gracia.”

¡Qué alegría ver tantos signos visibles de la visita de Dios en cada uno, que manifiestan todos éstos escondidos en lo íntimo de cada corazón!

<span class="caps">JPEG</span> - 65.3 KB


S.E. el Embajador de Suiza, Johannes Matyassy En la cocina, el Chef de la Embajada de Francia, Olivier Chereau, con hna. (...) Marie-Aimée, misionera en el Punto Corazón de Villa Jardín
Volver