• 22 de febrero de 2017
es

India: Sharada «Una maestra de vida»

Extracto de la carta de Adrian en el Punto Cora­zón de India:

En esta carta qui­siera com­par­tir­les sobre la vida de una gran amiga: Sha­rada, ella es maes­tra de pro­fe­sión y cabe decir, maes­tra de vida tam­bién. Cada 2 o 3 sema­nas la visi­ta­mos en un hogar de ancia­nos. Lamen­ta­ble­mente no tiene fami­lia­res direc­tos que la puedan visi­tar.
En más de una oca­sión no la logra­mos encon­trar en su habi­ta­ción, y luego de bus­carla resulta estar viendo su novela favo­rita en una habi­ta­ción con­ti­gua, con otra abue­lita. Siem­pre dán­do­nos una calu­rosa bien­ve­nida y rápi­da­mente, a los dos segun­dos, nos repro­cha la poca fre­cuen­cia de nues­tras visi­tas.
“Los que en el Amor cree­mos, los que en el Amor vivi­mos...” Por supuesto que la visita no sólo la incluye a ella, auto­má­ti­ca­mente en el camino a su habi­ta­ción nos pre­senta uno por uno a las demás per­so­nas del hogar, y así nues­tra pequeña pere­gri­na­ción da comienzo, rezando juntos por cada uno de ellos. Luego gene­ral­mente com­par­ti­mos un té y unas galle­ti­tas antes de des­pe­dir­nos.
En una opor­tu­ni­dad, justo antes de des­pe­dir­nos, se detiene brus­ca­mente junto a noso­tros y cierra los ojos. Le pre­gun­ta­mos si se encon­traba bien…a lo que res­ponde: «Shh! Ahora estoy rezando por uste­des. Espe­ren un poquito…¡sean pacien­tes!». ¡Qué espí­ritu misio­nero! ¡Qué mujer de fe!
Para noso­tros Sha­rada nos ilu­mina y recuerda cons­tan­te­mente acerca de Quién es el ali­mento Eterno en nues­tras vidas. Ella es una Maes­tra para noso­tros en ese sen­tido.


Volver