• 6 de febrero de 2014
es

Formación de verano 2014

Las futuras misioneras durante la formación- Enero 2014

"La edu­ca­ción hace capaz de abra­zar ple­na­mente lo que llega, cada pro­vo­ca­ción de la vida,
apo­yado sobre alguien más grande que sí. Es en la amis­tad con el edu­ca­dor, el maes­tro, que esto se hace posi­ble."

Estas pala­bras de p. Gui­llaume, expre­san bien lo que hemos vivido del 20 al 30 de enero, junto a las tres argen­ti­nas y dos chi­le­nas que par­ti­ci­pa­ron de la última for­ma­ción antes de su par­tida en misión.
Fueron diez días bien inten­sos para intro­du­cir­les en la vida de Punto Cora­zón: vida de comu­ni­dad, de ora­ción, de visi­tas a las per­so­nas que men­di­gan la Pre­sen­cia, com­ple­tado por char­las para pro­fun­di­zar el carisma de com­pa­sión.
La for­ma­ción con­cluyó con un retiro de 3 días en silen­cio en el campo. Una nueva expe­rien­cia para ellas:
«Al cono­cer el Punto Cora­zón de Val­pa­raíso sentía un gran deseo y corres­pon­den­cia con lo que busco, pero la for­ma­ción me ayudó a ver por qué y a poner pala­bras sobre mi expe­rien­cia. El silen­cio me ayudó a des­co­nec­tarme de mis preo­cu­pa­cio­nes y a poner todo en las manos de Dios, a vivir más ple­na­mente este tiempo de pre­pa­ra­ción.» (Maca­rena)
«El silen­cio me dio mucha paz. Todos los miedos que tenía ante la exi­gen­cia y la gran­deza de la misión desa­pa­re­cie­ron al estar más en pre­sen­cia de Él que me llamó.» (Dolo­res)


Tarde de visitas en Villa Jardín Visita al Museo de Bellas Artes con la Lic. Graciela T. preparando la noche «Perú» Jornada con los misioneros de Villa Jardín Lucia, Paula, Jesús, Macarena y Dolores
Volver