• 21 de febrero de 2013
es

Fazenda do Natal, Brasil: «Mi maestro, Daniel»

Bea, Daniel y Gabriel, Brasil 2013

de Lucía P.

En la Fazenda do Natal “Dios cuida de los más pobres y de los que más necesitan” y no bastó más que unos días para descubrir que era el lugar para mí.
La realidad del convivir con los niños, la vida comunitaria, la dureza de los apostolados, se impone en lo cotidiano y uno queda expuesto en sus límites. Aquí soy más pobre y más real, nada se oculta: no sé hablar y no sé amar.
Pero he dejado de desesperarme, porque encontré a Daniel que me va enseñando a mejorar. Daniel es uno de los niños con los que vivo, ahora ha cambiado de casa y debí ayudarlo en su mudanza. En cuatro bolsas de supermercado y una caja organizamos todas sus cosas (ropa y juguetes). El preguntó si podría separar algunos para compartir con Webertón – un niño muy humilde que llegó con su familia a la Fazenda hace unas semanas-: -“Yo quiero regalarle los que él siempre me pide”, dijo separando en una bolsa casi la mitad de sus muñecos. También quiso elegir unos libros para compartir y convencido me explicó: -“Quiero darle mi Biblia, porque pienso que así va a poder hacer la primera comunión, además tiene lindos dibujos”.
“Empequeñecer” parece ser la clave.


Volver