• 26 de febrero de 2010
es

Enzo R. D., El Salvador, 2010/11

Enzo, San Salvador, abril de 2011

Enzo, de Santa Fe nos cuenta su expe­rien­cia en su carta de agosto de 2010:

"Pienso en nues­tro amigo Sergio, que un día nos llegó a las diez de la
mañana deses­pe­rado porque estaba peleado con su novia y en la escuela le estaba yendo
las cosas mal, enton­ces nos decía que ya no tenía ganas de vivir más, que no valía la
pena luchar en la vida, que si seguía así se iba a matar. Inten­ta­mos cal­marlo un poco,
pre­pa­ra­mos unos mate y char­la­mos tran­qui­los, se desahogó de todo lo que tenía dentro,
des­pués lo invi­ta­mos a que se que­dara almor­zar con noso­tros y por ultimo antes de irse
nos dijo: “Quiero darles gra­cias por haberme escu­chado y por la amis­tad que uste­des me
ofre­cen, yo vengo porque aquí encuen­tro ver­da­de­ros amigos que me escu­chan y me dan
ánimo para seguir, gra­cias, ahora me voy tran­quilo.

Estas pala­bras, sen­ci­llas, que nos dijo Sergio, me hicie­ron dar cuenta para que
esta­mos aquí, para escu­charlo hasta el final, sin impor­tar que esté haciendo, uno deja
todo lo que está rea­li­zando para aten­der a estos amigos, y eso vale mucho más que
cual­quier otra cosa."


Volver