• 14 de noviembre de 2012
es

¡El nuevo Punto Corazón en Japón!

La primera comunidad: Thibault, Anna, Sylvie con su visitador P. Paul y dos sacerdotes amigos.

Puntos Corazón acaba de abrir una nueva casa en Japón. P. Paul A. nos cuenta sus primeros pasos con la comunidad fundadora:

“Al principio de esa fundación, hay un encuentro, o mejor dicho, varios encuentros. Cuando vinimos con P. Thierry en marzo de 2011 encontramos a varios japoneses conmovidos profundamente cuando les hablábamos de compasión. “En este momento de la historia de nuestro país es lo que más necesitamos", nos decían.
Compasión por las innumerables víctimas de la tragedia natural y nuclear que sucedió en Japón en marzo de 2011, por los cientos de miles de refugiados a las decenas de miles de niños encerrados bajo control médico. Pero no solamente. “Mi padre se suicidó cuando se jubiló”, nos confía una mujer. “Por favor vengan a nuestro país, estamos perdidos”, lloraba un estudiante. El sufrimiento es tal, que “lo que más necesita el japonés hoy es un lugar donde poder llorar”, nos decía un pastor. En todas partes se podía sentir una inmensa y urgente necesidad de compasión: compasión por la viuda y el huérfano, por el estudiante y el hombre de negocios, por el desesperado y el solitario.

Desde el 8 de octubre de 2012 somos una comunidad de cuatro: Sylvie M., una laica consagrada de Puntos Corazón, dos voluntarios y yo, en Sendai, la capital de Tokohu, al lado de las zonas más devastadas por el terrible tsunami, y la ciudad con uno de los más altos índices de suicidio en el mundo.
Allí estamos instalados en una pequeña y tradicional casa japonesa, situada sobre una colina, entre un orfanato y un refugio. Cada día, vamos en bicicleta a la escuela japonesa internacional de Sendai, donde tenemos clases intensivas de japonés. Además de aprender el idioma, buscamos abrazar la profundidad y la riqueza de la cultura japonesa con su sentido único de belleza y respeto.
Aunque no es una tarea fácil, es el camino para llegar al corazón del Japón y plantar allí, a través de la amistad y la presencia, unas semillas de esperanza."

P. Paul. A.

Silvia, Anna, Thibault y P. Paul al aeropuerto Visita de hna. Teresa y hna. Paula, trayéndonos flores Ceremonia del té en la sala paroquiale Feria anual de la parroquia Niños del orfanato vecino Shinjuku, barrio de Tokyo, el más fashión Thibaud en un ejercicio de diálogo en la escuela de idioma
Volver