• 6 de noviembre de 2014
es

El Salvador: Tras las huellas de una rosa

Sandrita, la rosa y Carlitos nuestro principito

El 21 de noviembre Punto Corazón va a cumplir 20 años en El Salvador. Desde el inicio del año estamos pensando cómo festejar este don de presencia cotidiano. Una de las propuestas más aclamadas por la comunidad fue la de hacer una obra de teatro con los niños... La obra elegida fue El Principito.

Y en esto de tomarnos las cosas en serio, de ir más allá de la preparación, de los ensayos necesarios y de la organización, descubrimos que fue una salvadoreña, Consuelo Suncin esposa del Saint-Exupéry, la musa que inspiró a la rosa de «El principito». Éste detalle, llenó al grupo de ilusión, por eso cuando unos amigos nos invitaron a ir a conocer Armenia (el pueblo de Consuelo Suncin) estábamos todos más que animados.

Llegamos a un pueblo bonito, aunque muy deteriorado por los terremotos que ha sufrido en las últimas décadas… Crisia y su familia nos esperaban con todo preparado para pasar un día estupendo.
Lo primero que hicimos fue recorrer el pueblo, esperando encontrar trazos del principito y de su rosa… Muy pronto nos encontramos con dibujos y con frases en las paredes… alguien nos había comentado de un señor que conocía la historia. Preguntando llegamos a una de las únicas casas antiguas que quedan: Don Juan de Dios Galán salió a nuestro encuentro y con todo gusto nos hizo pasar a su casa. Se sentó frente al grupo, sacó una carpeta gigantesca que guarda como un tesoro, y nos contó la historia de su pueblo… Era como volver a antaño, a aquellos tiempos mozos de Don Juan. Los niños estaban maravillados, con los ojos fijos en este hombrecito que para ellos era un misterio. Más tarde Sandrita me diría: “podría haber pasado horas escuchando a Don Juan, yo no quería que terminara nunca de contarnos sus historias.”

En la antigua casa de don Juan de Dios
En la antigua casa de don Juan de Dios

Sacaba de su carpeta fotos de Consuelo, relatos y poemas que nos leía con pasión. Descubrimos que Consuelo de niña soñaba con ser reina de un país muy lejano, que era muy bella y llevaba dentro la energía de un volcán; al igual que la rosa del Principito tenía aires de grandeza y tosía todo el tiempo debido a su asma… el mundo del principito estaba inspirado en Armenia: muy pequeño y con tres volcanes: Santa Ana, Isalco y el Cerro Verde, dos en actividad y uno extinguido.
A la hora de irnos, todo el mundo estaba conmovido, los niños quisieron regalarle la actuación de un pedacito de la obra de teatro ¡La escena del surgimiento de la rosa en el mundo del principito! Don Juan se rio como un niño más ante la brillante puesta en escena de Carlos, Sandra y Aquiles. Y luego le preguntó a Carlitos (el principito):«¿Cómo hiciste para conseguir que te dejaran venir de tu planeta?» Y nos dijo a todos en tono solemne: "Ustedes han honrado mi casa con su presencia, ha sido una de las visitas más lindas que he recibido.”

Analia P.


Volver