• 21 de diciembre de 2009
es

Edgardo J.-Perú, 2010/12

Edgardo, Ensenada - Perú

Edgardo de Cipolleti (Río Negro) estuvo en misión en el Punto Corazón San Martín de Porres en Perú de agosto de 2010 a enero de 2012.

Nos cuenta su experiencia en su carta de agosto de 2011:

"Desde hacía tiempo que Palmira no perdía la oportunidad de hacernos saber que lo que más pedía a
Dios, es que estemos en el barrio cuando su nieto muera. No quería estar sola.
Saber que ella cuenta con nosotros, con nuestra amistad y nuestra presencia, como escribe padre
Thierry, es algo que me impacta en esta amistad que me da Dios, que me permite comprender al
menos un poquito el porqué me quiere aquí.
Hasta hace poco quizás no me daba cuenta de estas palabras, no llegaba a comprender todo lo que
puede significar, pero la experiencia me lo hace descubrir.
( ...) Nos sentamos cerca de Palmira, y mirábamos, algunos se quedaron dormidos de la borrachera, pero
otros continuaron toda la noche. La situación generaba violencia dentro de mí, tenía el deseo de
levantarme y sacar a cada uno, de pedirles que se vayan, de gritar. Pensaba una y otra vez: “¿esto es
normal?”.
Comencé a mirar a Palmira, la veía tranquila, en paz. Una vez más, como tantas otras veces, sólo
recé, aunque nada entendiera… e intentaba ver más allá. Miraba a cada uno de los nietos, podía ver
en sus ojos y escuchar en sus conversaciones, cuánto miedo, cuánta angustia les habita pensando
que pueden ser el siguiente a quien se le declare la enfermedad. ¡Cuánto dolor, cuántos gritos de
miedo, ahogados en los vasos de alcohol que circulaban!"


Volver