• 2 de febrero de 2015
es

Misión en Venado Tuerto

Venado Tuerto, enero 2015

Tes­ti­mo­nio de Hna Mila­gros:

Del 4 al 12 de enero del 2015 fui de misión con los jóve­nes de la dió­ce­sis de Venado Tuerto al sur de la pro­vin­cia de Santa Fe. Fuimos a un pueblo de cuatro mil habi­tan­tes lla­mado “Sancti Espi­ritu”. El reci­bi­miento fue muy calu­roso, el pueblo de ‘Sancti’ nos espe­raba con una gran ansia, espe­ra­ban la visita de Dios en la ale­gría y en el entu­siasmo de estos jóve­nes.

Más de cin­cuenta jóve­nes se pre­pa­ra­ron durante el año pasado para vivir seria­mente los nueve días de misión, como me dijo una de ellas al final de la misión: “He espe­rado un año para venir y no me quiero ir”

La ale­gría y la sed de los jóve­nes era algo que atraía a todos. En el retiro, que dio inicio a la misión, se per­ci­bía la sed de cada uno, rei­naba el silen­cio. Se les pidió que deja­ran su celu­lar durante esos días y así lo hicie­ron, cosa que es un ver­da­dero desa­fío para muchos.

A pesar de ser nume­ro­sos rei­naba una ale­gría cons­tante y una dis­po­ni­bi­li­dad, que hacía que nos pelee­mos para ver quién era el pri­mero en levan­tarse.
Nues­tra pequeña capi­lla que tenía la pre­sen­cia del San­tí­simo nunca quedó sola, muchos de ellos iban a visi­tar a Jesús gra­tui­ta­mente.

Estos días vivi­dos juntos fueron para mí una gracia de espe­ranza, per­ci­bir su sed y su deseo de encon­trar a Dios en el otro des­pertó en mí un fuerte deseo de encon­trar a Cristo y una cons­tante ora­ción: “Señor, si quie­res puri­fica mi vida”

¡Qué espe­ranza para la Argen­tina de tener jóve­nes que quie­ren com­pro­me­terse con la Vida! Sin duda con­so­la­ron el cora­zón de Cristo esos días.

Al final de la misa de acción de gra­cias tanto ellos como los ancia­nos, los adul­tos, los jóve­nes y los niños llo­ra­ban con­mo­vi­dos, todos llenos de una inmensa gra­ti­tud.

¡Es con­mo­ve­dor hacer la expe­rien­cia de ape­gar­nos a la tierra que Dios nos envía!

<span class="caps">JPEG</span> - 159.2 KB


Volver