• 1ro de enero de 2018
es

Siempre a la espera

Punto Corazón Brasil, diciembre 2017

Extracto de la carta de Florencia en misión en el Punto Corazón de Brasil:

En este Adviento, tuve muy presente un perfecto testimonio de espera de mi “mamá negra”. Un día, con algo de vergüenza, nos confesó que todos los días guarda algo de comida -una fruta, galletas, un jugo- por si nosotras llegamos a visitarla. Nos contó que cuando pasan muchos días sin que vayamos, sus hijos le dicen que ya no prepare nada, que no vamos a ir… pero ella no deja de esperarnos, ni un solo día. Si ella espera con tanto amor a tres misioneras que no pueden ofrecer más que una conversación y una pobre oración… ¡Con cuánto más amor deberíamos esperar al que nos ofrece la Vida!


Volver