• 2 de agosto de 2012
es

Alejandra - Dakar, Senegal

Un rostro que ilu­mi­naba todo el basu­rero - Carta a los padri­nos, junio 2012:

"Cru­za­mos una mujer, de algu­nos años ya, con su bubu sucio, car­gando sobre su cabeza lo que había reco­lec­tado, detrás de ella un pai­saje espan­toso, la mon­taña de basura, el humo, ella nos mira y nos saluda, le res­pon­de­mos en Wolof, ella con una son­risa más grande aún, nos tira una frase que yo no entendí, enton­ces pre­gunté a Eli­za­beth: «¿qué dijo?» De hecho ella nos dijo: «Ben­dito sea Dios».

Una son­risa inmensa, unos ojos bri­llan­tes, un rostro negro por su color natu­ral pero negro tam­bién de la tierra, pero un rostro que ilu­mi­naba todo el basu­rero. ¿Cuál es tu secreto mi bella dama, porque son­ríes, porque ben­di­ces a Dios?"


Volver