• 13 de julio de 2012
es

«¡Alegraos siempre en el Señor!»

El 24 de Junio pasado fueron orde­na­dos sacer­do­tes Ale­xan­dre Morard y Denis Car­di­naux, de la Fra­ter­ni­dad sacer­do­tal Molo­kai, en el semi­na­rio de La Cas­ti­lle, en el sur de Fran­cia.
He aquí un extracto de la homi­lía de mon­se­ñor Rey, obispo de Frejus-Toulon:

“María, Juan Bau­tista, Juan, Pedro y Pablo son como los cinco dedos de la mano que el Señor nos tiende. Son como sus com­pa­ñe­ros de camino. Cristo les invita a habi­tar su minis­te­rio con la ale­gría que ellos mismos cono­cie­ron: la ale­gría que el mundo no les puede dar, la ale­gría de amar, de saberse amado, la ale­gría de darse a Dios y la ale­gría de dar Dios, la ale­gría de ser­virlo sir­viendo a sus her­ma­nos, la ale­gría de la fide­li­dad.

Es la ale­gría del Mag­ní­fi­cat. Es la ale­gría del amigo del esposo. La ale­gría del dis­cí­pulo amado que se exclama en la pesca mila­grosa: “¡Es el Señor!”. La ale­gría de Pedro que sale del cenáculo col­mado del Espí­ritu. La jubi­la­ción de Pablo quién derra­mará su sangre dicién­do­nos: “Ale­graos, el Señor está cerca” (Fp 4,4).

El mundo nece­sita de esta ale­gría. Su única feli­ci­dad como sacer­do­tes será de comu­ni­carla al mundo.”


Volver