• 13 de julio de 2012
es

«¡Alegraos siempre en el Señor!»

El 24 de Junio pasado fueron ordenados sacerdotes Alexandre Morard y Denis Cardinaux, de la Fraternidad sacerdotal Molokai, en el seminario de La Castille, en el sur de Francia.
He aquí un extracto de la homilía de monseñor Rey, obispo de Frejus-Toulon:

“María, Juan Bautista, Juan, Pedro y Pablo son como los cinco dedos de la mano que el Señor nos tiende. Son como sus compañeros de camino. Cristo les invita a habitar su ministerio con la alegría que ellos mismos conocieron: la alegría que el mundo no les puede dar, la alegría de amar, de saberse amado, la alegría de darse a Dios y la alegría de dar Dios, la alegría de servirlo sirviendo a sus hermanos, la alegría de la fidelidad.

Es la alegría del Magníficat. Es la alegría del amigo del esposo. La alegría del discípulo amado que se exclama en la pesca milagrosa: “¡Es el Señor!”. La alegría de Pedro que sale del cenáculo colmado del Espíritu. La jubilación de Pablo quién derramará su sangre diciéndonos: “Alegraos, el Señor está cerca” (Fp 4,4).

El mundo necesita de esta alegría. Su única felicidad como sacerdotes será de comunicarla al mundo.”


Volver