• 8 de julio de 2014
es

1º Fin de semana de formación 2014: «Yo vengo a ofrecer mi corazón»

Ex voluntarios presentes en la formación en Santa Fe, junio 2014

De Paula P. (Cór­doba) en for­ma­ción para salir de misión el año pró­ximo:

“¿Quien dijo que todo está per­dido? Yo vengo a ofre­cer mi cora­zón…”

Con esta can­ción comen­za­mos el primer ciclo de for­ma­ción que se rea­lizó en la ciudad de Santa Fe. Asis­tie­ron jóve­nes de dis­tin­tos luga­res del país, éramos todos dis­tin­tos y de dife­ren­tes edades, pero había algo que nos unía, había una misma bús­queda, un mismo sentir y en ese sentir nos encon­tra­mos.

Muchos de los momen­tos vivi­dos ese fin de semana recon­for­ta­ron mi cora­zón, espe­cial­mente saber que no nos encon­trá­ba­mos solos, que había muchos otros jóve­nes que ya habían tenido la expe­rien­cia de la misión y saben qué?...se les notaba en el rostro, en la mirada, era la mirada de Jesús. Fue enton­ces cuando entendí la expre­sión de que no hay mayor pobreza que la sole­dad, saber que donde hay un amigo de los niños en el mundo hay una mirada de com­pa­sión, no hay sole­dad y hay pre­sen­cia de Dios.

Nos visi­ta­ron veci­nos del barrio del Punto Cora­zón en Santa Fe, en ellos pude des­cu­brir el cariño con que recor­da­ban a los misio­ne­ros, habla­ban de ellos como si fueran amigos de toda la vida y a los que agra­de­cen siem­pre su entrega y dis­po­ni­bi­li­dad.

Por la noche estu­vi­mos ado­rando a Jesús en la Euca­ris­tía y en mi reso­naba el com­par­tir de una de las chicas “Jesús ensé­ñame a amar” una frase que me impactó mucho. Que gene­roso que es el amor de Dios con­migo!!! y en mi peque­ñez mi res­puesta era “yo vengo a ofre­cer mi cora­zón”

1º fin de semana de formación, Santa Fe, junio 2014
1º fin de semana de formación, Santa Fe, junio 2014

Volver